ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 20€

Carrito

0

Tu carrito está vacío

Ir a la tienda

Aquí podemos encontrar una amplia gama de suplementos de carbohidratos que favorecen la recuperación post-entrenamiento en deportistas que practican sesiones de alta intensidad y necesitan requerimientos especiales.

Explicamos cada uno de los carbohidratos para ver cuál se adapta mejor a tu disciplina deportiva/ contexto:

La Dextrosa es la forma dextro (D-) de la glucosa, o lo que viene siendo la forma activa del azúcar de mesa que todos conocemos. Al ser un azúcar sencillo, la absorción es bastante rápida, por lo que producirá un pico de insulina bastante elevado favoreciendo la reposición rápida de glucógeno.

La maltrodextrina es un azúcar que proviene de la ruptura mediada por hidrólisis del almidón, un carbohidrato complejo. Junto con la fructosa, son los dos azúcares que más controversia puede producir en el mundo del fitness.

Por un lado tenemos que estos dos azúcares tienen un efecto positivo en el vaciado gástrico pero los estudios en ratas se ha demostrado que disminuyen los niveles de GLUT4, y aunque aún no podemos extrapolar a los humanos, disminuiría la entrada de glucosa a las células musculares, algo que no deseamos que ocurra.

La palatinosa es un carbohidrato cuya fuente es la remolacha. Es un tipo de carbohidratos de lenta absorción, de hecho, es realmente famosa entre los deportistas de resistencia ya que libera «pulses» de glucosa, lo que permite un continuo flujo de glucosa, siendo una muy buena opción para pre ó incluso intra en deportistas de resistencia y fuerza. No obstante, al ser un carbohidrato lento, no interesa para el post-entreno si necesitas reponer las reservas para ese mismo día.

La amilopectina es un tipo de carbohidratos que se encuentra en las plantas. Su característica es que es un tipo de carbohidrato complejo, es decir, no es una molécula de azúcar sola, si no son muchas unidas entre sí por un enlace glucosídico, por lo que hay una similitud con el almidón. La diferencia de ella con el almidón es que no es una cadena lineal, sino que tiene bastantes ramificaciones, siendo más fácil de digerir por las enzimas.

La ciclodextrina es un oligosacárido cíclico con una parte hidrófila (preferencia por un medio acuoso) y una parte lipófila (preferencia por un medio «aceitoso»). En farmacología, se usa por su capacidad para formar «complejos» junto a otras sustancias orgánicas. Se considera una de las mejores fuentes debido a su biodisponibilidad, solubilidad en agua, resistencia al calor y a la oxidación.