ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 25€

Carrito

0

Tu carrito está vacío

Ir a la tienda

Los aminoácidos son los compuestos orgánicos que conforman  las proteínas. Contienen carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno y constituyen aproximadamente el 20 % de nuestro cuerpo. Encontrarás una amplia gama de suplementos  a base de aminoácidos: aislados, BCAA's , glutamina,  BCAA’s + glutamina, mezcla de aminoácidos esenciales y no esenciales, en forma de polvo, en cápsulas o en tabletas, en sabor neutro o de varios sabores, etc.

cerrar

Hmb 100 Tab

€17,99

Hmb 100 Tab

€17,99

 

Los aminoácidos son una de las sustancias que están entrando con mucha fuerza en el mundo de la nutrición deportiva. Siempre han estado estrechamente ligados a los suplementos basados en proteína, ya que son la base de este macronutriente, pero hoy en día, ya es posible encontrar productos en los que aparecen los aminoácidos de una forma más individual. Gracias a esto, cada persona puede buscar entre todos los tipos diferentes que existen, para elegir aquellos cuyas propiedades concuerden mejor con sus necesidades concretas.

La glutamina o los BCAA’s (valina, leucina e isoleucina) son, probablemente, los aminoácidos más utilizados. No obstante, la cantidad de variantes es muy grande. Sus funciones son muy parecidas a las de los suplementos proteicos, por lo que se trata de unos productos con una utilidad altísima a la hora de mejorar el rendimiento deportivo y actúan directamente en el sistema muscular.

Los principales beneficios de los aminoácidos son: síntesis proteica,  desarrollo muscular, prevención del daño muscular, aumentar la resistencia y retrasar la fatiga entre series.

Es muy común que surjan equivocaciones y confusiones relativas a las diferencias entre las proteínas y los aminoácidos. Por ello, es importante dejar claro qué es cada cosa para que tengas la información necesaria antes de elegir una o la otra. Los aminoácidos son unas moléculas que se unen entre ellas a través de unos enlaces llamados ‘peptídicos’; cuando estas cadenas son lo suficientemente grandes y su estructura es estable, conforman lo que conocemos como proteína.

Debido a la simplicidad de su estructura, lo aminoácidos pasan al torrente sanguíneo con una velocidad notablemente más alta que las proteínas. Así, todos los suplementos destinados a su consumo en los instantes previos o posteriores al entrenamiento, o durante el mismo, pueden actuar con mayor rapidez para mejorar el rendimiento.

Esta misma ventaja se traduce en la reducción de las molestias digestivas, uno de los problemas que, en algunos casos, puede derivarse de los productos proteicos debido a la complejidad en su composición. Los aminoácidos, en cambio, además de absorberse rápidamente, lo hacen con mayor facilidad, eliminando posibles dolencias durante la digestión.

En cuanto a las propiedades, las diferencias se reducen mucho, y es que tanto proteínas como aminoácidos suponen unos beneficios que actúan, prácticamente, sobre el total de las necesidades musculares. Se pueden resumir en tres vías principales: protección, nutrición y recuperación.