Carrito

0

Tu carrito está vacío

Ir a la tienda

El desgaste de nuestros músculos al hacer ejercicio físico debe ser recompensado con aporte adecuado de proteína y aminoácidos. Si no es así, la regeneración muscular post entrenamiento no se podría llegar a desarrollar, originando el denominado catabolismo o pérdida de masa muscular. Una de las mejores opciones para nuestra recuperación sin inclusión de carbohidratos son los aminoácidos. Tenemos una amplia gama. ¡Escoge el que más se adapte a tu contexto!

cerrar
1 2 3 5 Siguiente »

Dentro de la gama de aminoácidos que ayudan a la recuperación y a retrasar la fatiga podemos destacar dos de ellos.

La L-glutamina es el aminoácido más abundante en plasma y musculo, está catalogado como aminoácido no esencial ya que el organismo humano puede sintetizarlo a partir de otras sustancias en el musculo esquelético, pulmón y cerebro principalmente. Sin embargo, distintos estudios parecen demostrar que su ingesta como suplemento dietético puede aportar considerables ventajas. Durante estados catabólicos, tales como infecciones, cirugía, traumatismos, ejercicio físico y otros estados de acidosis metabólica, sus requerimientos se ven muy aumentados, su propia homeostasis se ve alterada y las reservas de glutamina pueden quedar deplecionadas.

Durante la realización de esfuerzos prolongados  y/o de alta intensidad, los niveles sanguíneos de glutamina aumentan considerablemente, para sufrir posteriormente importantes descensos durante el período de recuperación, tardando varias horas o días en recuperar los niveles existentes antes del ejercicio.

Este aminoácido posee funciones interesantes desde el punto de vista deportivo:

Cuando disminuyen los depósitos de glucógeno muscular, la L-glutamina puede ser utilizada como sustrato energético para la resíntesis de ATP.

El correcto funcionamiento del sistema inmunitario depende, entre otros, de unas adecuadas concentraciones plasmáticas de glutamina. Se han realizado trabajos en los que, tras la administración de 10 g de glutamina por vía oral, se encuentran disminuciones de hasta el 40% en la posibilidad de desarrollar una infección de vías respiratorias altas. 

Gran parte de la glutamina circulante es utilizada por las células del intestino delgado ejerciendo una función energética, así como de mantenimiento de la estructura evitando su atrofia, manteniendo su papel de barrera, y previniendo la absorción bacteriana, es decir, disminuye la permeabilidad intestinal.

Los aminoácidos de cadena ramificada, BCAA, son un grupo de tres aminoácidos esenciales: leucina, isoleucina y valina. Son aminoácidos esenciales, lo que significa que el cuerpo no puede producirlos por sí mismo y deben obtenerse a través de la dieta.

Los BCAAs representan alrededor del 40% de todos los aminoácidos esenciales presentes en el organismo y aproximadamente del 14 al 18% de los que se encuentran en los músculos.

A diferencia de la mayoría de los otros aminoácidos, los BCAA se descomponen principalmente en el músculo, en lugar de en el hígado. Debido a esto, juegan un papel muy importante en la producción de energía durante el ejercicio.

Los BCAA (leucina, isoleucina y valina), particularmente la leucina, tienen efectos anabólicos sobre el metabolismo de las proteínas al aumentar la síntesis de proteínas y disminuir la tasa de degradación de proteínas en el músculo.

Los aminoácidos esenciales son aminoácidos contenidos en las proteínas que el organismo no puede sintetizar por sí mismo y, por lo tanto, debe obtenerlos a través de la alimentación. Se considera que existen un total de 20 aminoácidos. De los cuales 9 son esenciales. Si bien es cierto que 2 de ellos lo son también de forma condicional. Son los siguientes:  L-leucina, L-isoleucina, L Valina, L-lisina, L-fenilalanina, L-treonina, L-histidina, L-metionina, L-triptófano.

Los aminoácidos esenciales  consumidos antes del entrenamiento protegen la musculatura, favorecen la recuperación después de la actividad física y pueden mejorar el rendimiento. Consumidos después del entrenamiento, frenan el catabolismo que se produce por la actividad física, aceleran la recuperación, estimulan la síntesis proteica y mejoran la ganancia de masa muscular. También se pueden tomar con las comidas para enriquecer las cantidades de aminoácidos esenciales, ayudando a cubrir los requerimientos.