ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 25€

Carrito

0

Tu carrito está vacío

Ir a la tienda

Deporte y Beneficio de la vitamina D

0 comentarios
Deporte y Beneficio de la vitamina D

La vitamina D se clasifica como una vitamina soluble en grasa que actúa funcionalmente como una hormona y tiene una estructura similar a las hormonas esteroides.

Hay dos isoformas diferentes de vitamina D: D3 (colecalciferol), que es el isómero importante que se forma en la piel humana, y D2 (ergocalciferol), que es el equivalente derivado de plantas.

 La vitamina D juega un papel importante en la homeostasis del calcio y el fosfato (salud ósea), la expresión genética y el crecimiento celular.

El reconocimiento de los receptores de vitamina D en la mayoría de los tejidos corporales indica un papel de la vitamina D en muchos aspectos de la salud y el funcionamiento normal (como su implicación una función muscular óptima).

La principal fuente de vitamina D circulante proviene de la exposición a la radiación ultravioleta B (UVB) de la luz solar.

La Ingesta dietética recomendada de 600 UI / d y una ingesta de nivel superior de 4000 UI / d.

La deficiencia de vitamina D puede provocar varios problemas de salud, incluido un mayor riesgo de lesiones óseas, dolor musculoesquelético crónico e infecciones del tracto respiratorio. También hay evidencia emergente de que la suplementación con vitamina D en atletas con niveles subóptimos de vitamina D puede tener efectos beneficiosos sobre rendimiento atlético, especialmente en relación con la fuerza, la potencia, el tiempo de reacción y el equilibrio.

No existe una definición universalmente aceptada de deficiencia de vitamina D; sin embargo, las siguientes definiciones se basan en los niveles séricos de 25 (OH) vitamina D:

- Deficiencia de vitamina D: niveles séricos <20 ng / ml (50 nmol / L)

- Insuficiencia de vitamina D: niveles séricos <30 ng / ml (75 nmol / L)

- Suficiencia de vitamina D: niveles séricos> 30 ng / ml (75 nmol / L)

- Rango ideal de vitamina D *: 75-120 nmol / L

- Toxicidad:> 375 nmol / L cuando se combina con calcio sérico elevado.

Se pueden encontrar pequeñas cantidades de vitaminas D en alimentos como pescado azul, yemas de huevo y alimentos enriquecidos como leche, zumo de naranja, cereales y margarina. Sin embargo, incluso las fuentes de alimentos ricos en vitamina D generalmente proporcionan entre 40 y 150 UI por ración y no cumplen con los requisitos de vitamina D.

Dependiendo de la época del año, los atletas identificados con un estado inadecuado de vitamina D necesitarán 2000 UI / día durante 1-2 meses para restaurar el estado. La Vitamina D de Amix  ofrece 4000 UI/ d por cápsula, por lo que es bastante recomendable para cubrir la ingesta diaria recomendada o incrementar niveles no óptimos.

A partir de entonces, el estado de vitamina D debe volver a verificarse mediante un análisis de sangre.

Los atletas que corren el riesgo de sufrir deficiencia de vitamina D son aquellos que:

- Tener poca exposición al sol en el entorno de entrenamiento (por ejemplo, entrenar en interiores o temprano en la mañana y al final de la tarde)

- Tiene pigmentación de piel oscura.

- Usar ropa que cubra la mayor parte o todo el cuerpo.

- Use protector solar con regularidad o evite conscientemente el sol.

- Tiene mala absorción gastrointestinal (p. Ej., Enfermedad celíaca o síndromes de mala absorción de grasas).

- Tiene antecedentes familiares de lesiones / trastornos óseos o deficiencia de vitamina D

No se recomienda la sobreexposición a los rayos UVB (luz solar natural o camas de bronceado) en un esfuerzo por aumentar los niveles de vitamina D, ya que puede provocar quemaduras solares y cáncer de piel, incluido el melanoma.

Existe cierta preocupación, pero también disputa, sobre el nivel de suplementación de vitamina D que se considera excesivo y asociado con síntomas de toxicidad. Se requiere más investigación en esta área antes de poder sacar conclusiones definitivas.