ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 20€

Carrito

0

Tu carrito está vacío

Ir a la tienda

¿Eres de picar entre horas pero no quieres engordar?

0 comentarios
¿Eres de picar entre horas pero no quieres engordar?

No picar entre comidas a veces puede resultar demasiado complicado, especialmente cuando pasamos más tiempo del habitual en casa. El hambre puede incluso desconcentrarnos cuando estamos teletrabajando y suponer en pocos días un aumento de peso, por eso no deberíamos ignorar a nuestro cuerpo y, además de elegir la ropa adecuada, hay que ser previsoras con un plan de comidas eligiendo los alimentos adecuados. Siempre pensando en opciones saludables con las que evitar añadir kilos a la báscula. Si bien esos snacks típicos de entre horas pueden sumar calorías vacías a tu dieta diaria, existen alternativas igual o más sabrosas y mucho más nutritivas que las clásicas chocolatinas de las máquinas de vending. Picar entre horas y no engordar, ¿es posible? La respuesta es sí, siempre que se sigan ciertas pautas lógicas y saludables.

Hay que evitar el picoteo descontrolado, los aperitivos elaborados con azúcar y harinas refinadas. También se desaconseja comer entre horas a base de alimentos light y cero, que son procesados y que normalmente compensan la disminución de la grasa con la incorporación de aditivos y harinas, y no aportan una cantidad de micronutrientes elevada. El acierto está, parece evidente, en hacer una buena elección de los alimentos. Picar entre horas suele engordar porque solemos consumir hidratos de carbono, grasas y dulces, en lugar de alimentos ligeros o proteína.

Teniendo en cuenta que si elegimos picar entre horas hay que hacerlo de forma saludable, hemos recopilado algunas ideas de tentempiés sanos.

- Un puñadito de frutos secos naturales como Pistachos, almendras . Es muy importante controlar el puñadito (unos 20gr). Si consumimos mucha cantidad, pueden resultar indigestos.

- Barritas proteicas, como Zero bar  o Zero qBar, las cuales aportan 20 g de proteína.

- Una torta de arroz con una fuente de proteína: pechuga de pavo natural, salmón marinado o jamón ibérico.

- Crudités de zanahoria o apio con humus. El humus nos aporta calcio, proteínas, fibra y hierro.

- Guacamole: aguacate machacado con zumo de limón, sal marina y pimienta. La grasa poliinsaturada no debe faltar en nuestros tentempiés.

- Pudin de chía (bebida de coco y chía). Propuesta rica en hierro, proteínas y fibra. Ayuda a regular el tránsito intestinal.

- Las aceitunas siempre son mejor opción a las patatas fritas.

- Las anchoas o los boquerones en vinagre son una fuente estupenda de calcio, Omega 3 y proteínas. Podemos hacer un canapé buenísimo con hojas de endivia rellenas con un matrimonio.

- Helados caseros con anacardos o fruta fresca.

- Pepinillos, cebolletas, y otros encurtidos bajos en calorías son excelentes aperitivos. Apenas aportan 14 calorías por cada 100 gramos, pero tienen un gran poder saciante y son ricos en vitamina C y fibra.

- Chips vegetales. De zanahoria, berenjena... Las chips de verduras, cortadas muy finas, han de estar tostadas, no fritas. 10 unidades aportan 100 calorías y nos quitan la sensación de hambre y ansiedad.

- Tomates cherry. Es una opción riquísima para incorporar antioxidantes a tu organismo con un toque dulce ideal para los más golosos y rico en vitamina C y licopeno. Además de retrasar los signos del envejecimiento mantiene tu colesterol a raya.

- Manzana laminada. Lamina una manzana muy fina, añade canela en polvo y hornéala. Es un aperitivo genial para llevar a la oficina.

- Pera con semillas y coco rallado, no solo está riquísima sino que es realmente un snack muy saludable. Contienen hierro, potasio, manganeso, y magnesio, junto con vitaminas B como folatos, riboflavina, y piridina (vitamina B6). Sin grasa y con un contenido en fibra elevado.